Miles con Omar y con la memoria

10635853_260955314094818_8991728540262433149_nEl pasado miércoles, en la ciudad de Las Piedras, se realizó un gran homenaje a Omar Paitta, militante del sindicato de la construcción (SUNCA), del Partido Comunista y la UJC. En el aniversario 72 de su nacimiento, su sindicato y la ciudad donde vivió la mayor parte de su vida recordaron, al luchador que, a sus 39 años, fue preso y torturado, y aún continúa desaparecido.

Una multitud de trabajadores de su gremio, junto a su esposa, hijas y nietos, además de dirigentes políticos y gente de la ciudad, participaron de un homenaje altamente emotivo en el que el SUNCA presentó el libro “Omar Paitta: héroe de la patria”, editado por el propio sindicato; al tiempo que el municipio de Las Piedras y la Junta Departamental de Canelones varió el nomenclátor de la ciudad, colocándole el nombre de Omar Paitta a la antigua calle Paraguay, y se descubrió un placa en homenaje en el cruce de esta calle con la ruta 48.

El acto comenzó con la parte oratoria, luego de ser entonadas las estrofas del himno nacional, en la que hicieron uso de la palabra José Humberto Montes de Oca, integrante de la nueva central de trabajadores mejicanos; Jorge Bermúdez, quien habló en nombre del secretariado del PIT-CNT; el intendente de Canelones, Marcos Carámbula; Gonzalo Alsina, que junto a su hermano son los autores del libro sobre Paitta presentado en el acto; Iván Medina, nieto de Omar Paitta, y el secretario general del SUNCA, Oscar Andrade.

“Me siento orgulloso de él”

10583822_260956907427992_7011335800161564688_nIván Medina, nieto de Paitta, transmitió un breve y emotivo mensaje, en el que comenzó diciendo que “Para empezar, yo no conocí a mi abuelo, desde que era un niño me dijeron que había desparecido en la dictadura”. “Conforme fui creciendo, tanto mi madre como mi abuela y mi tía, me explicaron detalladamente qué había pasado en la dictadura, y con el tiempo fui sacando mis propias conclusiones”, explicó y agregó que “hoy, quiero expresar lo orgulloso que me siento de ser nieto de Omar Paitta y de recordarlo, no por su desaparición, sino por ser una persona que luchó por los demás, que intentó cambiar las cosas, que, a pesar de la represión, no se quedó callado y luchó por la justicia. Incluso, sabiendo las consecuencia que esto acarrearía. Por eso me siento orgulloso de él sin siquiera haberlo conocido”.

 El SUNCA entregó a la familia de Paitta, una placa recordatoria junto a una bandera del sindicato.

“Omar nunca bajó los brazos”

Por su parte, el intendente Marcos Carámbula agradeció la multitudinaria presencia de trabajadores y vecinos, así como a la familia de Paitta.

“Este barrio lo vio caminando siempre a Omar, en tiempos de construcción primero, en tiemos de resistencia después”, afirmó Carámbula.

El intendente de Canelones comentó que “tuvo el privilegio de conocerlo y de estar cerca de él”, a la vez que recordó su “capacidad y su inteligencia”. “Omar nunca bajó los brazos, Omar siempre pensó y confió en su pueblo, en la clase obrera y en los trabajadores; en este pueblo que no ama la violencia, que es tranquilo y trabajador, como lo era Omar”, agregó.

Carámbula señaló que, al pueblo uruguayo, “nunca le torcieron su destino”. “Este pueblo que, cuando nace la dictadura, la cerca, la estrecha, la derrota desde el primer día con la Huelga General, y luego, en los subterráneos de la libertad, fue encontrando caminos para encontrarse; aquí, en estas calles nos encontramos tantos y tantas construyendo los caminos de la libertad”, analizó.

“Esta historia de lucha –continuó Carámbula- , esta ciudad de trabajadores, merecía y debía un homenaje a Omar Paitta, en una de las calles principales de su barrio, el Pueblo Nuevo”. Finalizando sus palabras, el intendente canario aseguró que “tenemos que ser conscientes que la historia de los pueblos se construye desde la historia anónima, de los trabajadores y trabajadoras que construyen la historia. Ese es el gran sentido de este homenaje a un luchador. Omar vive y sueña con nosotros en los sueños de todos, de los trabajadores, de los jóvenes, los estudiantes, de todo el pueblo uruguayo que sabe que es el que construye su destino”.

“Omar va a andar con nosotros”

10593109_260955170761499_4423135791545266821_nEl cierre de la parte oratoria lo realizó el secretario general del SUNCA, Oscar Andrade, quien destacó el sacrificio de luchadores como Paitta, que “todos los días ponían el pellejo sobre la mesa para enfrentar a las bestias”.

 A continuación, Andrade se refirió al papel de los trabajadores en la construcción de “lo nuevo”. “Ese nudo, a lo largo de la historia, entre el pobrerío y el de riñón cubierto, entre el pueblo trabajador uruguayo, sus causas, sus formas de organización, su sacrificio; y no es posible encontrar un avance social en el Uruguay que no haya tenido detrás lucha de trabajadores y trabajadoras”, indicó.

El secretario general del SUNCA subrayó que Paitta, a lo largo de su vida, fue trabajador de la construcción, militante del sindicato, participó del Frente Amplio activamente, fue candidato a diputado en el año 71, fue militante de la Juventud Comunista y del Partido. “Paitta fue todo eso, todas esas ideas defendió”, aseguró.

Andrade también destacó y agradeció el esfuerzo de los hermanos Alsina que de forma voluntaria realizaron el libro en homenaje a Paitta, agregando que “hay compañeros que son ejemplo cotidiano en la batalla por la memoria”.

Siguiendo su oratoria, el dirigente sindical se refirió a la derrota de la dictadura, al neoliberalismo que la siguió y que trajo consecuencias pésimas para la vida de los trabajadores e indicó que “hoy se está abriendo un tiempo nuevo”. “Que falte y muchísimo no quiere decir que no tengamos en cuenta arriba de la mesa, en todos los planos, porqué causas se pelearon” enfatizó.

“Se peleó por más protagonismo de los trabajadores, se peleó por más democracia, por más desarrollo productivo, por quebrar la dependencia, por mayor justicia social; y esa changa queda todavía pendiente en buena parte, y otra parte está en construcción”, dijo Andrade.

Sobre el cierre, el secretario general del SUNCA aseguró que “es una enorme alegría que el nomenclátor comience a respetar la historia de lucha popular” y calificó como una “vergüenza” la actitud de los ediles que “no votaron o se retiraron de sala antes que tener que votar que una calle llevara el nombre de un obrero de la construcción que fue capaz de entregar la vida por la democracia”.

“La vida puede más, aunque estemos recordando momentos duros”, comentó Andrade, añadiendo que “el mejor homenaje que le podemos hacer a Paitta es seguir luchando por las conquistas sociales por las que él hubiera estado luchando si la dictadura no nos lo arrancaba tan temprano”. “En cada puño que se levante para defender al que está más embromado, en cada bandera alta de dignidad y de lucha del pueblo trabajador, Omar va a andar con nosotros”, culminó.

10612949_260955054094844_4762334188259440337_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s