Resistencia ayer, ofensiva hoy

TAPA JUNIO 2013-01El golpe de Estado dado en el año 73, es la síntesis de una larga escalada de violencia del Estado hacia el pueblo uruguayo, de las clases dominantes contra los trabajadores, jubilados, estudiantes e intelectuales. Estos hechos son demostrables.

Mientras un pequeño pero poderoso grupo de civiles y militares dio el Golpe de Estado, el 27 de Junio del año 73; la clase obrera, expresada en la CNT, junto a los estudiantes lanzaban ese mismo día la Huelga General, que marcaría para siempre la suerte de la dictadura. La marcó porque delineó el camino táctico por el que el pueblo transitaría para derrotar el fascismo en el Uruguay. Porque dejó en evidencia que de un lado estaban las cámaras empresariales, los latifundistas, los principales medios de comunicación, la Derecha pura y dura y el imperialismo yanqui; mientras que del otro, estaban los trabajadores, los estudiantes, la Universidad, el Frente Amplio, los intelectuales, y todos aquellos uruguayos que defendían la democracia y la libertad.

El camino elegido por el pueblo, era el de luchar de manera masiva por conquistar la democracia, resistiendo, peleando, acumulando fuerzas desde una perspectiva de amplitud que pudiera cercar a la dictadura y sus cómplices, sin dar el brazo a torcer bajo ninguna circunstancia.

Claro que esto le implicó costos a nuestro pueblo, más de 170 detenidos desaparecidos, la mayor cantidad de presos políticos del mundo a escala de población, miles de exiliados, torturas, violaciones, secuestros y asesinatos.

Como parte del pueblo, no nos alegramos de haber tenido que pasar por estas difíciles pruebas. Pero sí enaltece nuestras convicciones éticas saber que fueron miles los que enfrentaron la dictadura, aún a sabiendas de que eso implicaría la respuesta salvaje de los represores.

Si algo distingue a nuestro movimiento popular, es su vocación democrática y su firmeza a la hora de defender la libertad, bajo cualquier precio. Para graficar lo dicho, conviene recordar al poeta Antonio Machado: “Los señoritos invocan la libertad, el pueblo no la nombra tanto pero la defiende con su sangre”. La historia así lo demuestra.

A 40 años de la Huelga General, es posible afirmar que sin la lucha popular, no hubiese sido posible derrotar el fascismo, rearmar la democracia y el tejido social, y reconstruir las herramientas populares que posibilitan hoy día, transitar por una fase de cambios a favor de los intereses de nuestro pueblo.

La significación histórica de la resistencia popular adquiere día a día, en la cotidianeidad, dimensiones estratégicas. Ha permitido dar determinados saltos cualitativos imprescindibles para la profundización de los cambios. Este pasaje cualitativo de la resistencia a la ofensiva popular es el aspecto que ha marcado los últimos años de la escena nacional.

Hoy, el movimiento popular está en clara ofensiva para disputar la conducción de la sociedad.

Porque no solo busca cuidar las conquistas obtenidas, se propone la conquista de otras que se enmarcan en el avance en democracia.

Porque no solo reclama presupuesto para hacer frente a las necesidades de nuestro pueblo en la rendición de cuentas, sino que además propone un conjunto de medidas serias y sólidas que puedan sostener económicamente las necesidades que se reivindican.

Porque no se queda esperando a que los planes habitacionales lleguen desde el cielo, sino que elaboró un plan de vivienda sindical que en lo inmediato resolverá la problemática de 800 familias y apuesta a que se extiendan masivamente los beneficiarios en un corto plazo.

Porque elabora propuestas legislativas para proteger la vida de los trabajadores, para fortalecer la economía nacional y para ampliar los derechos de todos los uruguayos.

Porque no espera un toque mágico que sensibilice a la Justicia de nuestro país, sino que se moviliza, lucha y arranca en medio de las contradicciones, girones de verdad y justicia que permitieron la condena a Dalmao por el asesinato de Nibia Sabalsagaray.

Porque se imagina un futuro, una sociedad mas justa, más democrática y más libre, y pone todo lo que tiene a su alcance para que se haga realidad.

Si hoy estamos en ofensiva, es porque existió resistencia, actos de heroísmo, actos de amor por los compañeros, por las compañeras, por la humanidad toda.

Es porque nos enseñaron que la única alternativa posible, es continuar luchando.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s