LiberArce entrevista: Milongas Extremas

DSC_0244Nos metimos en un cuartito que oficiaba de sala de ensayo. Mientras el mate daba vueltas, empezamos a soltar preguntas. La palabra no es cosa fácil, pero saben de elegirlas para transmitir. La gente de Milongas Extremas habla con el instrumento, fusiona sus gustos, elige sonidos, se inspira y así juega. Arriesgando a que un punki los apuñale, hacen covers con sello propio y reúnen gente de diversas edades y gustos. Reconocen que la música hoy no tiene un espacio central en la cotidianeidad gris de los uruguayos, pero reivindican su belleza como medio de expresión.

Cortitos y al pie, nos recibieron, contaron anécdotas, se dejaron conocer para explicar lo lindo de dejar las canciones ajenas en remerita y volverlas a vestir.

¿Por qué el nombre?

Lo del nombre genera eso de ¿Cómo fue que se dio eso de Milongas y Extremas?, y fue más pensado después que eso existiera. Estrictamente las Milongas Extremas no tocan todos los temas en versión milonga. Se buscó un nombre para el proyecto, pero se tocan temas que no tienen nada que ver con la milonga. Siempre se valoró el tema en sí, si no quedaba bien como milonga se hacía de otra manera.

¿Cómo surge la idea de mezclar Extremoduro y la milonga?

Salió de hacer los temas con una guitarra medio de fogón y se fue dando esa mezcla. Había ganas de hacer un cuarteto, estaban buenos los temas y dijimos “bueno, vamos a hacer eso…”. En realidad fue medio por disfrute, se fue dando. No fue que nos juntamos a pensar el proyecto, nos íbamos juntando y empezaron a caer los personajes.

¿Cómo eligen las canciones que hacen?

Es raro… Todos los temas salían de juntarnos, empezar a escucharlos y probar. Lo fundamental fue que algunos estábamos conociendo los temas a medida que los íbamos escuchando. Aparecía uno y decía “Este tema”… probábamos y le hacíamos arreglos. No es que  somos unos enfermos de Extremoduro y de conocernos todos  los temas… Si hay una admiración porque el loco (El Robe), la rompe escribiendo y esto fue una manera de rescatar las canciones. Algunos no entramos desde el principio en el proyecto y fuimos conociendo Extremoduro en este formato y vimos que las canciones eran muy buenas, las buenas canciones no importa como estén versionadas.

¿Buscan algún contenido en especial de Extremoduro desde las letras?

Básicamente son canciones de amor, la poesía carnal. Lo directo de lo carnal haciendo tremendo tema de amor. El Robe tiene unas frases increíbles, que te llegan al alma. Empezás a leer las letras y decís “la puta madre”… Las letras que elegimos son  para goce personal.

¿El cuarteto de guitarras viene por el lado de Zitarrosa?

Obvio que en los arreglos estuvo presente. Hacíamos algunos arreglos y decíamos acá hay un “arreglo Zitarrosa”. La idea era tomar sonidos que vienen de antes y tratar de hacer algo más moderno con la milonga, fusionarlo con el rock por decir de alguna manera. También ponerle letras que tiene más que ver con nuestra generación.

Y mezclar esto con las letras de Extremoduro pega bastante…

Es bastante directo. Extremoduro tiene una carga de energía que hace que algunas veces la letra de la canción se pierda. Y acá queda demostrado que lo importante es la canción. La desnudás y la canción es linda. No limitarnos en que esto es punk  y esto es milonga. El cuarteto es el instrumento de la milonga, pero hay canciones que quedan mejor en versiones de tango o lo que sea y tratamos de no limitarnos.

¿Cómo ven la respuesta del público al que le llegan?

Nosotros no pensamos esto buscando llegarle solo al público que sigue a Extremoduro, sino ver cómo va reaccionando la gente.  Ver hasta cuantos decibeles podés llegar a distorsionarle una acústica a una señora mayor es increíble. Lo bueno es que se genera mucha alegría y se arma algo lindo, un clima de fogón por decirlo de alguna manera, porque al ser todo acústico los coros de la gente te comen a veces. Podés estar sin cantar el tema y te canta el tema el público, eso es divino, se arma un buen ambiente.

Nos enteramos que están pensando sacar un disco… ¿Saben cuándo y cómo sale?

Cuando sale no sabemos. Pero la idea surge para poder plasmar que existe esto, que se llama Milongas Extremas, que tocamos determinadas canciones. También para nosotros es marcar etapas en el proyecto, estamos con ganas de hacer otras cosas, quizás con otro formato. No darle un cierre, sino al contrario, darle vida y encarar otros proyectos más a largo plazo. Por ejemplo un cuarteto que haga temas propios o interpretar otras cosas…

¿Van a sacar alguna letra propia para este disco?

No… Surgió la idea de hacer temas propios, pero la idea es que sea Milongas Extremas en un nuevo proyecto. De repente empezar a armar temas propios, pero como parte de otro proyecto de las Milongas.

¿Qué visión tienen como banda de lo que está siendo la música uruguaya hoy por hoy?

La movida de acá está complicada, hay pocos lugares para tocar. Quizás las Milongas lo que tienen un poco a favor es que somos  un grupo “transportable”, porque somos cuatro y con guitarras, subimos en un auto y vamos a cualquier lado. Un auto, cuatro micrófonos y cuatro guitarras. Pero moverse independientemente está jodido, es difícil, más para un joven: acá pesan las trayectorias y uno es, después de los treinta y pico.

¿Qué papel piensan  que juega la música en las reivindicaciones sociales?

Juega un papel muy importante, que depende del momento en el que esté el país. Yo creo que una canción tiene mucho más poder que un discurso, la canción tiene otro poder de meterse en cada persona que la escucha. Ahí es que se pueden despertar miles de cosas en cada uno con una canción.

¿Y cómo lo ven hoy a eso?

Hoy está complicado, el panorama político en Uruguay está confuso. Hoy la mayoría de la gente ve la música como un espacio de ocio,  como algo más que consumís. Hay todo tipo de usos, hay lugares en África donde la música se usa para trabajar, entonces tiene una fuerza y un poder increíble, se usa de tal manera que se vuelve algo necesario. Acá parece algo que está por fuera. Está cada vez más complejo encontrarse canciones que te dejen pensando, cada vez más la música está orientada a ser un entretenimiento. Ya ni siquiera se escuchan discos, solo un par de canciones.

Vicente Andrade y Tanya Plenc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s