Hace 10 años se encontraban los restos de Chávez Sosa

ubagesnerchavessosaci5Este domingo 29 de noviembre se cumplen 10 años de que se encontrara en un predio de Pando el cuerpo de Ubagesner Chávez Sosa. Se encontraba así el primer desaparecido por el Terrorismo de Estado, luego, por supuesto, de haber buscado y encontrado a quienes fueron secuestrados siendo niños, Amaral García, los hermanos Yulien, Mariana Zaffaroni, Macarena Gelman y Simón Riquelo, entre ellos.

Eso ocurrió el 29 de noviembre de 2005, cinco meses después de que el primer gobierno nacional del Frente Amplio diera lo orden de ingresar a los cuarteles, excavar y buscar.

Un equipo de Antropólogos de la UDELAR, a partir de la decisión política del gobierno del Frente Amplio encabezado por Tabaré Vázquez, buscó en el 13 de Infantería, luego en el Batallón 14 de Paracaidistas y finalmente en una chacra de la zona de Pando, que estaba bajo jurisdicción de la Fuerza Aérea y había sido incautada al MLN. Allí se encontró el cuerpo que dos meses después se identificó como el de Ubagesner Chávez Sosa.

Chávez Sosa nació en Tranqueras, Rivera, el 15 de febrero de 1938, estaba casado y tenía una hija, Valentina. Era obrero metalúrgico, militante de la UNTMRA, de la CNT, del FA y del PCU. Cuando fue secuestrado estaba participando de la resistencia clandestina a la dictadura fascista.

Fue detenido en plena calle, el 28 de mayo de 1976, por hombres que estaban de civil aunque se identificaron como pertenecientes a las Fuerzas Conjuntas. Chávez Sosa había pasado a la clandestinidad para evitar la persecución y ese día había ido a llevar un regalo a su hija que cumplía 3 años. Su compañera, Isidora Musco, también fue detenida y trasladada a la base aérea Boiso Lanza. Donde se torturó a cientos de luchadores contra la dictadura. Allí reconoció a Chávez Sosa que estaba encapuchado y ensangrentado. Lo mismo testimonió Gerardo Barrios, militante clandestino de la UJC, detenido y torturado junto Chávez Sosa en la Base de Boiso Lanza, en lugar denominado “La Perrera”. Barrios testimonió que estando parado contra la pared y vendados los ojos, en la misma pieza que Chávez Sosa, lo sintió respirar con dificultad y ponerse cada vez peor, que lo sintió decir: “por amor a mi partido, a mi esposa y a mi hija” y dejar de respirar. Barrios narró que llamó a la guardia, que vino un médico y que dijo “es el corazón”, que se lo llevaron y que nunca más supo de él..

Ante las denuncias de organismos internacionales la dictadura mintió y dijo que el 8 de junio de 1976 Chávez Sosa se había fugado en la zona de Propios y que se desconocía su paradero.

476656_0La verdad era otra. Tal como lo reconoce el Informe Final de la Comisión para la Paz y también el informe del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea al Presidente de la República, en realidad Chávez Sosa murió en la base aérea Boiso Lanza en la noche del 10 al 11 de julio de 1976, durante un intervalo de la tortura. Lo de la fuga fue otra mentira de la dictadura y la impunidad.

Sus restos fueron recuperados y su sepelio se realizó, en medio de una gigantesca manifestación popular el 14 de marzo de 2006.

Luego siguieron las investigaciones y también se encontraron los cuerpos de Fernando Miranda, de Julio Castro y de Ricardo Blanco. Se sigue excavando en los cuarteles, quedan aún 182 desaparecidos por encontrar. A pesar los avances conquistados, falta verdad, falta justicia y sigue sobrando impunidad.

Gabriel Mazzarovich

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s