¿Cuánta lucha cabe en 60 años?

11036216_825906050797628_117418358311935862_oLa UJC cumple 60 años. Hay que escribirlo, volverlo a leer, darse el tiempo para sentirlo, muy adentro y recién después, largo rato después, dejar que la razón entre en juego intentando darle forma de palabras a lo que se siente, y no se puede, que se va a poder.

Pero el pedido de Liberarce es claro, quieren un artículo, y eso implica palabras y las palabras son la forma concreta de expresar el pensamiento y el pensamiento es razón, y la razón, como les conté, es incapaz de transmitir todo lo que implica que la UJC cumpla 60 años.

Lo que inevitablemente faltará, será cuestión de ustedes agregarlo, sería recomendable buscarlo y encontrarlo en el sentimiento, en la emoción, dos elementos fundamentales del compromiso. Y los 60 años de la UJC son ante todo eso: seis décadas de compromiso. De compromiso individual y colectivo. ¿Con qué? Con nuestro pueblo, con sus sueños, con sus luchas y también con los pueblos del mundo. Seis décadas de compromiso con la revolución. Y esa historia les pertenece a todas y todos los que con su compromiso y su lucha la escribieron. Por eso estos 60 años los celebraran los que fueron y ya no son, los que siguen sintiéndose parte, los que recuerdan con cariño y emoción, los que tienen dolores, y por supuesto, son de los que hoy luchan en sus filas y la construyen en el presente. De todas y todos.

La UJC nace en 1955 y es consecuencia de una de las decisiones centrales del XVI Congreso del PCU, que se propuso como tarea principal construir la fuerza social de la revolución, y en ella, junto al papel protagónico de los trabajadores, la juventud y los estudiantes, tenían y tienen un rol fundamental.

La UJC, heredera de la Federación Juvenil Comunista, nació con esa tarea, incorporar masivamente a los jóvenes al cauce de la revolución, concebida esta como una construcción histórica de nuestro pueblo. Para ello era imprescindible construir unidad, unidad de los trabajadores, unidad de los trabajadores con las capas medias y todos los sectores populares, unidad de los trabajadores y los estudiantes, y unidad sin exclusiones de la izquierda.

Y en eso estuvo la UJC desde que nació. Luchando, forjando unidad, practicando la solidaridad y el antimperialismo. Miles de jóvenes, en estos sesenta años, han pasado por sus filas, han conformado esta historia colectiva y también han moldeado parte de su personalidad en esa lucha.

Desproscripción del PC 1984Puede sonar reiterativo pero es imprescindible recordar que la UJC estuvo al frente de las luchas por la autonomía universitaria y la Ley Orgánica, por el boleto estudiantil, por el presupuesto, en la construcción de la unidad obrera, en la práctica concreta que permitió sellar la unidad obrero estudiantil, en la construcción del FIDEL primero y del Frente Amplio después, es decir en la unidad política de la izquierda para disputarle el poder a las clases dominantes. Y también estuvo en la solidaridad con Vietnam, con Cuba, con Nicaragua, con Chile, con Angola, que hizo del antimperialismo una seña de identidad y educó a miles en ello.

Y el imperialismo y la oligarquía contragolpearon y vino la dictadura fascista y el Terrorismo de Estado. La represión y el ajuste de cuentas se desató contra todo nuestro pueblo, pero tuvo un objetivo público y declarado: terminar con los comunistas, borrar de la faz de la tierra al PCU y la UJC. Por eso existir, fue y es, resistir.

Y la UJC respondió, no dejó de luchar un solo día, nunca. Se levantó de cada golpe y en medio de los jóvenes y del pueblo todo, luchó, soñó, defendió la libertad, no con abstracciones, en concreto, dolorosa y maravillosamente en concreto.

Hay muchas cosas que merecen ser contadas, pero esta vez, hay que concentrarse en una. Este 2015, también se cumplen 40 años del comienzo de la Operación Morgan, un plan de exterminio y tortura masivo, de todo el aparato represivo de la dictadura, más el Plan Cóndor, más la CIA, contra el movimiento popular uruguayo y en especial contra los comunistas.

En los prolegómenos de la Operación Morgan, se dio un hecho terrible, del cual en este abril se cumplieron 40 años. Entre el 12 y el 13 de abril de 1975 fueron detenidos y salvajemente torturados 38 jóvenes en Treinta y Tres, 29 de ellos tenían entre 13 y 17 años, la mayoría eran militantes de la UJC. Fueron torturados en el Batallón 10º de Infantería, cuyo jefe se llamaba Juan Cruz, el jefe del operativo fue un oficial del Ejército, Juan Luis Alvez, el teniente Pedro Buzzó fue enviado especialmente desde la División de Ejército IV para supervisar la tortura, el jefe de la División de Ejército IV, era el general y luego dictador Gregorio Alvarez..

Estos jóvenes fueron torturados durante más de un mes. Luego fueron calumniados públicamente, con la complicidad del diario El País, que encabezó la campaña para acusarlos de haber estado en un campamento de la UJC donde supuestamente se prostituían. Luego estuvieron siete meses en el Consejo del Niño y fueron impedidas e impedidos de estudiar durante el resto de la dictadura.

Las compañeras y los compañeros hicieron la denuncia ante el Comité de Etica Médica, en organismos de DDHH y ahora ante la Justicia. En una entrevista que le realizaran hace unos años, Mabel Fleitas y Liliana Pertuy, dos de las compañeras detenidas hace 40 años, dijeron entre muchas otras cosas: “Que se sepa que Gregorio Alvarez es un torturador de niños”.

Ese episodio terrible de la represión, de la bestialidad fascista, expresa también, en su otra cara, el compromiso de miles de jóvenes que luchaban, a su manera y como podían hacerlo, a pesar del terror.

Merece ser recordado y merecen ser reconocidas las y los compañeros y rodeados del cariño, el respeto y la solidaridad. Su compromiso y su capacidad para derrotar la bestialidad y seguir, de mil maneras, construyendo vida y solidaridad, es parte de estas seis décadas de vida de la UJC.

Con Darnauchans

Nadie pasa por el infierno sin quemarse. La UJC tampoco. Pero nunca rehúyo su responsabilidad con el pueblo y con su suerte. A pesar de todo. Sus militantes estuvieron en la primera línea de la derrota a la dictadura y la reconquista de la democracia.

Luego crecieron y se multiplicaron. La UJC volvió a ser de miles y estuvo al frente de la reconstrucción de todos los instrumentos populares, los sindicatos, el PIT-CNT, los gremios estudiantiles, las cooperativas de vivienda, el Frente Amplio, la propia UJC.

Vivieron con dolor la derrota de Nicaragua y de la experiencia socialista, se sintieron desgarrar con la derrota del Voto Verde y la fractura del Frente Amplio, siguieron peleando y ayudaron a conquistar la Intendencia de Montevideo por primera vez.

Vivieron con dolor la dispersión y no encontrar los caminos para seguir juntos. Mantuvieron la bandera y resistieron la ofensiva neoliberal y el experimento autoritario de Rama por reformar la educación con la Guardia Republicana como asistente pedagógico, enfrentaron las razzias.

Vibraron con la conquista del primer gobierno nacional del Frente Amplio y del segundo. Lloraron de rabia con la derrota del Voto Rosado. Festejaron la derrota de la impunidad y los retazos de verdad y justicia que hemos ido conquistando. Valoraron y defendieron los avances en la lucha contra la pobreza y la marginación, la negociación colectiva, la recuperación de los salarios, la Reforma de la Salud, el incremento del presupuesto para la Educación, los avances históricos para las trabajadoras domésticas y los trabajadores rurales. Conquistaron la Ley de Responsabilidad Penal, la del Matrimonio Igualitario, la de la Marihuana, la del Aborto. Encabezaron la pelea en defensa de la juventud y la sociedad toda derrotando a Bordaberry y su utopía reaccionaria de bajar la edad de imputabilidad.

Pelearon como siempre y como nunca, por el tercer gobierno del Frente Amplio, recorrieron barrios de todo el país, conversando mano a mano con nuestro pueblo, disputando el corazón y la cabeza de nuestra gente a los millones de la campaña de la derecha, en la campaña de la 1001.

_MG_0323Y hoy están aquí, parados en estos 60 años que se cumplen. Sus militantes encabezan conflictos pesados como el de la Regasificadora. Y además recuerdan a sus mártires, no por tradición, porque así lo sienten, y en enero hicieron un acto maravilloso para honrar a Miguel Matto, y luego siguieron con Ramón Peré, con Omar Paitta, con el Meme, con Nibia, con Alvaro Balbi y lo harán con todos. Y también fueron conmovidos a la pueblada contra la impunidad del 20 de mayo. Porque sienten como un compromiso vital la lucha contra la impunidad. Porque no pueden vivir sin verdad y justicia.

Construyen gremios estudiantiles, en liceos, facultades y centros de formación docentes, militan y luchan en los sindicatos, se comprometen con el FA y sus Comité de Base, y como si fuera poco, construyen UJC, a su manera y con sus sueños.

En el marco de este 60 aniversario realizaron el XV Congreso de la UJC, hicieron decenas de reuniones de discusión, elaboraron un documento de diagnóstico de la situación de la juventud uruguaya, de sus organizaciones, tradicionales y nuevas, y se fijaron metas para luchar por transformar la realidad que viven.

Hubo muchas cosas importantes en el XV Congreso de la UJC, el solo hecho de hacerse es un mérito político, un acto de compromiso. Pero el hecho más importante es que todos los que discutieron, todas y todos los que fueron delegados, de todo el país, son militantes políticos y sociales, todos sin excepción. Y no es poca cosa, en este Uruguay de hoy, y en este mundo, tener cientos de muchachas y muchachos, militando, soñando y peleando por la revolución.

Y claro, los rebela, los subleva, al punto del enojo, todo lo que falta, todo lo que va lento, los retrocesos que siempre están ahí. Pero no se resignan, se organizan para pelear más y mejor.

Cada vez más asumen el valor de la unidad y se transforman en constructores cotidianos de ella. Cada vez más comprenden, no en teoría, en la práctica, que el único camino es levantar perspectiva revolucionaria y una práctica social superadora, y que eso se hace solo con lucha de masas, de grandes contingentes populares, que el asunto está en cuanto pueblo, y en este caso jóvenes, organizado, se ponga detrás de una idea para luchar por ella. Y 60 años después de su nacimiento la UJC está más viva que nunca, porque hay jóvenes comunistas comprometidos con su pueblo.

Como le pusieron Eduardo Darnauchans a la última convención del Sector Universitario, me parece lindo terminar con dos frases del Darno. La lucha por transformar la realidad es complicada y larga, hay y habrá frustraciones en el camino, las contradicciones son y serán importantes, por eso esa desazón que a veces los y nos invade, se trata de la dialéctica, que es la forma real de existencia de la materia y de las sociedades. Eso que puede sonar complicado, el Darno lo definió con una poesía insuperable: “El sol que sale y sin embargo el frío”.

Pero durante 60 años y hoy también, los jóvenes comunistas, superamos esa situación, reafirmando el compromiso y pegándonos a nuestro pueblo. Por ejemplo, como cualquier sábado, cuando decenas de jóvenes y militantes de la UJC entre ellos, desparraman solidaridad concreta, de la que vale, levantando viviendas del Plan Juntos con la Brigada Agustín Pedroza.

Es esa UJC de hoy de las muchachas y muchachos que dicen, sienten y pintan que los sueños se siguen llamando revolución.

La respuesta al título es obvia: mucha, muchísima lucha. El camino ha sido y será largo, pero ha sido y es hermoso recorrerlo. Ese camino largo, hasta alcanzar la libertad plena de nuestro pueblo y de la humanidad toda, que no otra cosa es la revolución, debe hacerse, como ustedes cantan y dice el Darno: “Con el pulgar paralelo a la sonrisa”.

 Por: Gabriel Mazzarovich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s