TISA: “No nos sirve estar ahí”

WP_20150608_019El pasado lunes se llevó a cabo un encuentro entre el PIT-CNT y representantes de las bases del Frente Amplio, en el local “La Huella de Seregni”, de cara a tres discusiones importantes que la realidad nacional pone sobre la mesa: la política de inserción internacional y el TISA, y la ley presupuestal.

En esta actividad hicieron uso de la palabra Marcelo Abdala, secretario general de la UNTMRA y coordinador del PIT-CNT; Milton Castellano, dirigente de FUECYS y director del Instituto Cuesta Duarte; el diputado frenteamplista Gonzalo Civila, y el presidente de la Cámara de Representantes, Alejandro Sánchez.

Previo a las intervenciones, el numeroso auditorio que asistió a la actividad homenajeó con una sostenida ovación a Rubén Yáñez, figura destacada de nuestra cultura y militante del Frente Amplio, fallecido el día anterior.

“Tenemos más para perder que para ganar”

Marcelo Abdala saludó, en primer lugar, la iniciativa de las bases del FA de “abrir un proceso de discusión política sobre cuestiones que son cruciales para el destino de América Latina y de nuestra patria”, y comenzó refiriéndose al congreso de la central obrera que se estará desarrollando la semana próxima, que “intentará caracterizar, con la mayor rigurosidad posible, las tareas de la etapa y las tareas del período concreto que nosotros estamos atravesando, y de qué modo el movimiento sindical contribuye a la superación positiva de algunos de los dilemas que se están viviendo en este momento concreto, que tiene que ver con el presupuesto, con el TISA, con la política de cara a los consejos de salario”.

El dirigente metalúrgico afirmó que la central de trabajadores parte de un análisis de la situación internacional y que, en ese cuadro, la crisis actual del capitalismo “no puede ser analizado desde sus manifestaciones”, sino que “se deriva de las propias contradicciones de la sociedad del capital”. “Es importante, a la hora de debatir con los neoliberales, sostener que en el funcionamiento real y concreto del capitalismo existe más que evidencia histórica –porque la vida ha demostrado de forma estridente, en particular, desde la crisis del 2008 que todavía se mantiene- de que el capitalismo no puede existir al margen de las crisis”, agregó.

Abdala analizó que “potencialmente se abre un período de guerra de divisas”, y se refirió, en este sentido, a la devaluación monetaria por parte de Japón y la Unión Europea. “Con demandas internas muy deprimidas al haber transferido la crisis que generó el capital financiero a las espaldas de los trabajadores y el pueblo, estados de bienestar que se han derrumbado, seguridades sociales que se han liquidado, millones de despidos; al tener una demanda interna relativamente deprimida no les queda otra que encontrar nuevos espacios de valorización del capital y para eso devalúan”, sostuvo, señalando que así estimulan sus exportaciones y limitan las importaciones.

También reflexionó en torno al papel del sudeste asiático y los BRICS en la economía mundial. “Es un período que no puede ser analizado desde el punto de vista de un capitalismo unipolar sino que van a haber importantes contradicciones intercapitalistas y estará en disputa cuál es el centro neurálgico más importante de todo el desarrollo económico en el siglo XXI, todo indica que el sudeste asiático y, en particular China, van a jugar ese papel”, destacó.

En este marco, afirmó que “vemos las potencialidades que tiene América Latina de actuar en conjunto por un desarrollo basado en un nuevo modo de acumulación, de generar apropiación por parte nuestros pueblos de nuestras enormes riquezas naturales e inaugurar un proceso que permita un cambio estructural en nuestras economías que son todas dependientes”. Esto, según Abdala, tiene que ver con un cambio en la  matriz productiva, con “el desarrollo de los derechos humanos y sociales”, mejorar la participación de los trabajadores en los PBI nacionales, la generación de nuevos derechos en torno a la salud, la vivienda, la educación, entre otros aspectos.

“Esto no será un proceso idílico, lo vamos a desarrollar con un enfrentamiento importante con los bloques de poder y las clases dominantes de nuestros países y también con los intereses de las distintas potencias, en particular, en América Latina, con el imperialismo norteamericano”, expresó.

Luego, Abdala fundamentó la oposición de la central de trabajadores al TISA, colocando sobre la mesa que “este tipo de tratados que institucionalizan el libre comercio entre países de una estructura económico social y productiva tan distinta, no tiene otro resultado que ampliar la brecha y generar un desarrollo aun más desigual”. “Cualquier negociación entre América Latina y los países del gran capital, deberíamos hacer el esfuerzo de desarrollarla en forma colectiva, por más dificultades que surjan para la integración”, remarcó.

Abdala manifestó su preocupación por los alcances y contenidos del TISA, anunció que está en discusión la incorporación de la salud –por iniciativa de Turquía- a los servicios que comprende el tratado, y que las empresas extranjeras que se instalan al amparo del TISA exigen el mismo trato que una empresa nacional, lo que “afecta directamente a la soberanía”, dijo.

“Tenemos muchísimo más que perder que para ganar en un formato de negociación de este tipo, donde no solo intervienen los países sino las grandes corporaciones internacionales, justo en un momento de crisis del capitalismo buscando nuevas instancias de ganancias”, afirmó.

“Cuestiones de fondo”

WP_20150608_021Milton Castellano comenzó resaltando que es los últimos diez años el Uruguay vivió “un proceso de transformaciones importantes que estuvo basado también, además de un programa, en un crecimiento económico como nunca en los últimos cincuenta años”. Se refirió al proceso de desaceleración que vive nuestra economía que, según explicó, no implica que el Uruguay esté en crisis; pero que igualmente trae desafíos importantes para el tercer gobierno del Frente Amplio.

“Lo que va a englobar todo, es la discusión de la ley presupuestal”, señaló el dirigente de FUECYS, sindicato que agrupa a los trabajadores del comercio y los servicios. Recordó que la ley presupuestal que se aprobará este año “es la principal ley del país, no solo de este año, es la principal ley del 2015 hasta el 2019”.

En esta discusión, “hay cuestiones de fondo”, según Castellano, como el destino de la política salarial, el papel de las empresas públicas, la matriz energética, el valor agregado a nuestros productos, el 6% del PBI para la educación, etc. Aseguró que estas definiciones “van a marcar el perfil del próximo gobierno”.

Criticó las visiones que plantean el espacio fiscal como algo predeterminado, señaló que existe “una discusión sobre la construcción de ese espacio y de los recursos” y que, si bien el gobierno anunció que no se van a poner nuevos impuestos, “hay una reforma tributaria en marcha, y muchos de los impuestos que ya existen pueden tener una asignación diferente”.

Por último, Milton Castellano recordó que el movimiento sindical va hacia una movilización el próximo jueves 11. “Queremos plantear allí estas cosas, queremos avanzar en esto, discusión presupuestal, discusión de política salarial y discusión de la política internacional, pero no por separado, creemos que es un todo. Estamos dispuestos a contribuir al debate”, finalizó.

“No nos sirve estar ahí”

 El siguiente en intervenir fue el diputado Gonzalo Civila, quien abrió sus palabras comentando que el Frente Amplio “no llegó para administrar, sino que llegamos al gobierno para transformar el país y para hacerlo en serio”, y añadió que “estamos acompañados en esta lucha por una serie de gobiernos progresistas y de izquierda en la región que están dando la misma pelea que nosotros en un contexto complejo”.

“Si no avanzamos, retrocedemos, esto es una concepción respecto del papel que nos toca jugar a las fuerzas populares, políticas y sociales, en este contexto histórico que vive el país y la región”, valoró.

Civila indicó que la situación que deberá enfrentar el tercer gobierno frenteamplista será distinta a la de los últimos diez años, y será “un escenario menos favorable que el que tuvimos hasta ahora”. Reflexionó que el FA deberá afrontar una disyuntiva: “preservamos el proceso de inclusión profundizándolo, con un horizonte de mayor igualdad, mayor libertad, mayor solidaridad entre las personas; o blindamos las ganancias de los de siempre. Es claro que la posición de la izquierda, de las fuerzas populares, debe ser la de profundizar el proceso de avance social que hemos logrado en estos últimos años”.

El diputado frenteamplistas observó que el Uruguay renuncia a mil millones de dólares por año producto de las exoneraciones impositivas –por la ley de zonas francas, ley de inversiones, impuesto al patrimonio, IRPF al gran capital-. “El FONDES gastó 50 millones de dólares en tres años, y la derecha está haciendo un escándalo por el FONDES”, subrayó.

También se refirió a la discusión acerca de un sistema nacional de competitividad, y marcó su posición de que esto sea un impulso a la transformación productiva. “Cualquier sistema nacional que nosotros generemos para coordinar nuestra política productiva tiene que estar orientado a cambiar la matriz, a transformar esa estructura dependiente, eso implica integrar cadenas de valor en la región”, analizó, postulando una visión crítica en torno a un TLC con la Unión Europea, argumentando que “puede erosionar nuestras posibilidades de integración regional”.

“¿Qué es el TISA? –preguntó- El TISA es un tipo de negociación internacional que está imponiendo las corporaciones ligadas al complejo industrial, financiero y militar norteamericano. No es otra cosa que eso”, afirmó.  “Tenemos que dar una pelea para que esto no avance”, dijo, y saludó la posición del Ejecutivo de abrir la discusión respecto a este tema con la fuerza política.

“Hay intereses económicos, comerciales y productivos en juego. Estados Unidos le dijo a China que no iba a entrar al TISA, porque no les sirve. Y a nosotros tampoco nos sirve entrar en una estrategia de negociación con los Estados Unidos, cuando ellos fijaron las reglas hasta del ámbito de negociación. Nos dijeron que no podíamos discutir las cosas que a nosotros nos interesa discutir. Entonces, no sirve estar ahí, ni para escuchar”, remarcó.

“Te movilizás o perdés”   

El senador del FA, Alejandro Sánchez, recalcó que el país ha mejorado sustancialmente y “emergen nuevas discusiones y nuevos problemas producto de que venimos desarrollando un proyecto y además tenemos organizaciones sociales que se han fortalecido y que tienen condiciones para disputar otras cosas”. Destacó la importancia de movilizar para generar nuevas conquistas, e incluso generar condiciones para que el gobierno pueda avanzar más sobre algunos aspectos en los que se producen enfrentamientos con el poder. “La política tiene estas cosas, o estás en la calle y te movilizás o perdés con algunos sectores, y no podemos perder esas batallas que tienen que ver con la puja distributiva”, indicó.

“El rumbo sigue siendo el mismo –continuó Sánchez-, profundizar los cambios en el marco de favorecer a la enorme mayoría de la población, principalmente a los que viven de su trabajo”.

El senador y presidente de la Cámara de Representantes, dijo que el Frente Amplio deberá discutir cómo seguir avanzando en un contexto de menor crecimiento, y que eso implica “desconcentrar” la economía. “Uno de los problemas que tenemos es que el 85% de las exportaciones de nuestro país se la quedan el 5% de las empresas del Uruguay”, agregó, considerando que “no vamos a poder avanzar en la puja distributiva con una economía concentrada”. En este sentido, sostuvo que es importante el papel de las empresas públicas generando redes de proveedores, así como el rol de los instrumentos como el FONDES, la incorporación de tecnología, y “cómo desmercantilizamos los bienes públicos que son salud, educación y vivienda”.

“El tan mentado espacio fiscal es una decisión política, no económica”, analizó. “El espacio fiscal se genera teniendo más recursos que los gastos que tiene el Estado, para eso hay dos vías, la ampliación de la economía –que ya no crece a tasas siderales- o la ampliación de la base tributaria. ¿Cómo vamos a financiar el espacio fiscal en un gobierno de izquierda? ¿Con impuestos al salario solamente, o con impuestos a la ganancia? Allí es donde se sitúa la discusión presupuestal”.

Sobre el tema del TISA, Sánchez afirmó que “es básicamente un TLC, solo que de servicios”. “Estados Unidos nos deja poner un puesto de garrapiñada por Wall Street, y ellos nos entran con todas las empresas transnacionales al país. Ese es el negocio que nos ofrecían con el TLC, y es el mismo negocio  que nos van a ofrecer con el TISA, yo te vendo garrapiñada y vos me entrás con todo tu poderío industrial, económico y con tus subsidios a destruirme el aparato productivo. Esa es la realidad”, sentenció.

Sánchez también reflexionó en torno a los efectos que puede tener el TISA sobre los servicios públicos. “Lo único que queda por fuera de la definición del TISA, son la Justicia y la Defensa, porque el resto de los servicios hay servidores privados que los sirven y por tanto los tendrías que abrir”.

Por último, juzgó “inconveniente” la firma del tratado por parte del Uruguay, “porque las reglas del juego no nos sirven, nos atan, no nos deja tener posiciones soberanas y nos complica en nuestra fortaleza como país exportador que somos”, e invitó a dar la discusión en todos los ámbitos respecto al tema del modo más constructivo posible para el Frente Amplio.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s