Crónica de una infamia

infamiaEl pasado miércoles 27, en el salón de la Fundación Fucac, se llevó adelante la presentación del libro “Crónica de una infamia” del periodista uruguayo Mauricio Almada, que narra los hechos de la represión desatada en abril de 1975 en la ciudad de Treinta y Tres, con el secuestro y la tortura de 39 jóvenes, la mayoría de la UJC.

El profesor Carlos Demasi y Javier Miranda –director de la secretaría de Derechos Humanos-, presentaron este libro, ante un salón repleto, en una actividad muy emotiva, marcada por el reencuentro, y que además unió diversas generaciones entre el auditorio.

Carlos Demasi recordó los hechos y el comunicado que emitió la dictadura al respecto –“el comunicado más vil de la dictadura”, según el subtítulo del libro-. “Son esas cosas que a uno le quedan firmes en la cabeza porque resulta difícil imaginar hasta qué punto la gente puede ser tan malvada”, señaló.

Comentó que es “esencial” el conocimiento público de estos sucesos, subrayando que “me parece fundamental que esa dimensión del terrorismo de Estado no se pierda”. “En primer lugar –explicó-, porque la dimensión de la desaparición de personas en el terrorismo de Estado es algo tan terrible que absorbe todo lo demás, pero todo lo demás es mucho”. En este caso, remarcó la gravedad de “apoderarse de la personalidad de las personas y transformarlas en objeto de vilipendio público”. “Esta es una dimensión que a veces se pierde, y en el silencio se pierde definitivamente, por eso me parece importante que estos temas se hagan públicos y se hablen”, dijo, felicitando el coraje del autor por este abordaje, y también el de las personas que brindaron su testimonio.

Luego dedicó algunas palabras al enfoque y contenido de “Crónica de una infamia”. “Mauricio –Almada- reconstruye las expectativas inmediatas del grupo de jóvenes que fueron detenidos en esa circunstancia, y son el horizonte de jóvenes normales en una ciudad del interior de aquella época”, indicó. Analizó que “nada hay allí que parezca amenazar la seguridad pública ni nada por el estilo”.

“Hay una reconstrucción de la vida cotidiana que es un elemento importante, porque es en ese contexto que actúa la represión, allí es dónde está inserto el terrorismo de Estado, y lo más terrible es que actúa a la vista de todo el pueblo, porque en una ciudad del interior es difícil que se puedan escapar estos acontecimientos”, sostuvo.

Demasi analizó la importancia de la reconstrucción del comunicado de la Junta de Comandantes que informaba sobre las detenciones de los y las jóvenes de Treinta y Tres. Dicho comunicado fue escrito por dos personas: Gregorio Álvarez que da cuenta sobre las detenciones y el proceso de “investigaciones”, y otra persona que “decide agregarle más color a la información, entonces agrega cualquier cosa”. “Si uno escuchaba eso en 1975, pensaba ‘la UJC ha cambiado mucho o acá hay algo raro’”, expresó, añadiendo que “es importante saber que esto no fue producto de una sola cabeza malvada” sino que “es producto de cómo la institución veía la situación”.

Cerrando su intervención, el profesor Demasi afirmó que “el terrorismo no es solamente un tema del pasado” y que “estar alerta sobre este tipo de situaciones es una forma de transformarnos en una sociedad un poco mejor”.

infamia_2Javier Miranda, por su parte, valoró que la historia contada por Mauricio Almada en este libro es “una historia realmente conmovedora”, que “narra hechos concretos”. “En este país hubo torturados pero también torturadores, personas ejecutadas y ejecutores, desaparecidos y desaparecedores; hay que restituir la dignidad de los hechos, el núcleo duro de verdad”.

Consideró que el mérito esencial de este libro es que “llama a las cosas por su nombre” y “construye el relato” a partir de la mirada del observador externo –el autor- pero también de quienes vivieron en carne propia los acontecimientos, en base a su testimonio.

“No es sólo la historia de una célula de la Unión de la Juventud Comunista, es la historia de gente de carne y hueso, con nombres propios, con sobrenombres, que iban a los bailes; hay que volver a tomar la dimensión humana de los hechos”, subrayó Miranda, alertando que si esta dimensión se pierde “corremos el riesgo de hacer el mismo juego que hizo el represor, que fue deshumanizar”. “Es inevitable, cuando uno lee el libro, pensar en las personas, pero también pensar en los militantes, eran muchachos y muchachas comprometidos con su época, que pertenecían a una organización política clandestina en ese momento y que reivindicaron su condición de comunistas, y que con los años también fueron críticos incluso con el Partido y la Juventud, pero fueron capaces de comprometerse en su época”, enfatizó.

Se refirió a la denuncia efectuada en 2011 por algunas de las personas que vivieron estos acontecimientos. “Yo quiero reivindicar no sólo la verdad sino también la justicia, pero la justicia institucional, no la condena moral, esa que cada uno de nosotros hacemos legítimamente”, expresó. “No el castigo por el castigo, no es la venganza, señor ex presidente, es justamente lo contrario (…) la justicia es el dispositivo opuesto a la venganza, y es sanador de la víctima y necesario para la construcción de la sociedad”, resaltó.

“¿A quién hay que perdonar? –continuó Miranda- ¿Qué hay que perdonar? Y de última, ¿qué quiere decir perdonar? ¿Qué se me pide cuando me piden que perdone? Yo no tengo la respuesta pero creo que vale plantearse la pregunta”, reflexionó.

Sobre el final de su emotiva presentación, Miranda indicó que “desde el corazón construimos memoria, desde el corazón construimos militancia, desde el corazón luchamos por la memoria”.

Por último, Mauricio Almada, autor de “Crónica de una infamia”, destacó que “este caso sigue en la más absoluta impunidad, la causa que se abrió en el año 2011 está paralizada”. Remarcó la actitud de “dignidad” que tuvo el Sindicato Médico del Uruguay, cuando recibió la denuncia hacia un médico – Hugo Díaz Agrelo-  que colaboró, en este caso y en otros, con los militares durante la dictadura en Treinta y Tres, concluyendo con su expulsión del sindicato.

“Lamentablemente, no estoy viendo a este caso y a otros casos relacionados con violaciones de Derechos Humanos con posibilidad de prosperar. Ojalá que sí, ojalá que la justicia pueda continuar las investigaciones. Increíblemente, en 2011, cuando se hizo la denuncia solo declararon las víctimas, cuando llegó el momento de interrogar a los victimarios no aparecían. En 2011, no fue posible ubicar a un solo militar del Batallón de Infantería N 10 de Treinta y Tres, ni uno solo pasó por el juzgado a prestar declaración. Es decir, que la impunidad sigue rodeando de forma absoluta a este caso”, sentenció.

Luego, consideró que es de suma importancia que “se conozca la verdad y que quede en la memoria para las futuras generaciones”, además, puntualizó su deseo de que el libro “llegue a los integrantes de las Fuerzas Armadas, particularmente, a la oficialidad más joven que hoy no tiene porqué cargar con esa mochila del pasado”. “Sin embargo, como se trata de una institución que no ha asumido los actos que cometió, existe una especie de hueco en la memoria”, remarcó.

Almada comentó que “lo que queremos es recordar, intentar que se haga justicia y destacar lo que se animaron a decir quienes quisieron hablar”, agregó que algunos de los protagonistas de esta historia “agradecieron que hiciera esta investigación, pero preferían no aparecer”, y agradeció “el valor de las víctimas que prestaron su testimonio para este libro”.

Por: Luis del Puerto

Tomado de EL POPULAR

Un pensamiento en “Crónica de una infamia

  1. Estuve, revivimos tantas cosas, nos abrazamos,lloramos…Noche de compromiso…Habrá justicia, a pesar de ellos!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s