Multitudinaria movilización en defensa de la Educación Pública

13Esta mañana, los trabajadores de la enseñanza en conjunto con los estudiantes organizados, realizaron una multitudinaria movilización en defensa de la Educación Pública, de cara a la discusión presupuestal que tendrá lugar este año.

Alrededor de cinco mil personas de los diversos gremios de la educación, concentraron en la Explanada de la Universidad, y marcharon por 18 de julio formando una columna de más de dos cuadras, reclamando un presupuesto justo y las condiciones necesarias para que la educación pueda ser brindada y recibida en condiciones más dignas.

Cientos de banderas de los diferentes gremios y sindicatos, y decenas de pancartas y remeras con los reclamos que convocaron y seguirán convocando en la lucha presupuestal, fueron el paisaje de esta jornada de movilización.

Entre dichos reclamos, se destacan el 6 % del PBI para ANEP y UDELAR, el aumento de los salarios para los trabajadores de la educación, la defensa del Hospital de Clínicas, y la solución al problema de la excesiva cantidad de alumnos por clase que enfrentan y padecen tanto docentes como estudiantes.

La movilización contó, además, con una presencia importante del interior del país; estuvieron allí integrantes de gremios educativos de Paysandú, Salto, Canelones, Maldonado y Minas, entre otros.

9En las calles 18 de julio y Paraguay, la marcha se detuvo frente al Consejo de Formación en Educación, con el cántico “No queremos discursos por la televisión, queremos presupuesto para la educación”. Algunos de los manifestantes ingresaron al mismo con el objetivo de entregar una carta a las autoridades.

Luego prosiguió hasta Avenida Libertador y Colonia, donde funciona el Consejo de Secundaria, para luego culminar frente al Ministerio de Economía y Finanzas, donde se llevó adelante un acto y se realizaron varias oratorias.

En primer lugar, hizo uso de la palabra Santiago Pascale, en representación de los trabajadores de la enseñanza del sector técnico administrativo y de servicios. Destacó la importancia de la movilización y denunció que el presupuesto no puede discutirse “a espaldas de los trabajadores”.

Asimismo, subrayó que “este año debe darse un fuerte aumento presupuestal a la Educación Pública y, sobre todo, un fuerte aumento salarial para los trabajadores de la enseñanza”. “Los trabajadores de gestión y servicios en la enseñanza estamos ganando 14 o 16 mil pesos, sin ninguna posibilidad de aumento de salario durante la carrera porque no existe carrera funcional”, afirmó, agregando que una buena parte de estos trabajadores debe apelar al multiempleo para sostener sus hogares.

Criticó las tercerizaciones que se dan en el sector público, y también las voces que desde algunos sectores del gobierno plantean que “defienden” el espacio fiscal, señalando que “hay que gravar más al gran capital y dejar de proteger las inversiones extranjeras”.

14Siguiendo con la parte oratoria, Alfredo Peña, dirigente de la Intergremial Universitaria, aseguró que los trabajadores de la educación saldrán a la calle este año a luchar por su salario, a defender la Educación Pública y su autonomía. “Queremos el 6% del PBI para la ANEP y la Udelar, y no para que se la lleven otros”, enfatizó.

Otro de los reclamos que apareció con mucha fuerza en la jornada fue el rechazo al TISA, que “quieren meter por la ventana”, según Peña. “Nos vamos a oponer, en la calle y con toda nuestra fuerza”, añadió.

En cuanto a la Universidad de la República, valoró que, en el día de ayer, “el Consejo Directivo Central definió que el salario va a partir de 30.500 pesos para los trabajadores. Eso es un logro histórico que se dio por la lucha y con la negociación colectiva”.

Por último, destacó la importancia de defender el Hospital de Clínicas y su carácter universitario, dándole un mayor presupuesto, con la perspectiva de mejorar los servicios que brinda, así como el salario y las condiciones de trabajo de sus funcionarios.

En nombre del movimiento estudiantil, tomó la palabra el dirigente de la FEUU Martín Randall, quien aseguró que los y las estudiantes “junto a los trabajadores, estaremos en la calle dando la pelea por una educación digna”, “conquistando condiciones dignas de estudio”. Sostuvo que el movimiento estudiantil uruguayo lucha por “por un proyecto educativo emancipador, democrático y popular, y nos enfrentamos a toda concepción mercantilizadora, al cobro de los posgrados, a los subsidios y financiación de la educación privada por parte del Estado”.

Analizó que se debe terminar con los cupos y las pruebas de ingreso que dejan fuera de la Universidad a muchos estudiantes, y planteó la exigencia de que “el 10% de los estudiantes de la educación terciaria tengan becas dignas, también exigimos turnos para los estudiantes que trabajan y no pueden ir a clases”.

“Peleamos por salones que no se lluevan, por tener sillas para cada alumno, y en particular, la construcción de un edificio para la carrera de Educación Social”, agregó. “Este es el año del presupuesto, este es el año del 6%”, dijo, cerrando su oratoria.

La última intervención del acto estuvo a cargo de Raquel Bruschera, en representación de los sindicatos docentes. “Salimos a la calle a defender la educación pública, y a decirle a las autoridades que, si de verdad quieren mejorar nuestra educación, cuentan con nosotros”, expresó.

Se refirió  a la responsabilidad del gobierno nacional “para que la educación tenga un presupuesto necesario y que vuelva a ser orgullo de todos los uruguayos, para que se garanticen las condiciones imprescindibles para enseñar y aprender”. “Eso pasa por una política salarial que posibilite a los docentes dedicarse a ser docente, poder perfeccionarse, actualizarse, tener tiempo para pensar colectivamente estrategias de enseñanza que permitan más y mejores aprendizajes para nuestro alumnos”, reflexionó.

16“Si la contradicción principal es entre país productivo con justicia social o más dependencia, el proyecto pedagógico nacional debe colocarse en el centro de esta batalla”, para que dicha contradicción “se resuelva en un sentido favorable a los intereses del pueblo”, indicó Bruschera.

Para esto, consideró que “se deben encontrar fuentes de financiamiento, gravando al gran capital, a las grandes extensiones de tierra, a las ganancias elevadas, utilizando parte de las reservas del Estado”. “Es hora de que se cumpla la tan anunciada promesa de que paguen más los que tienen más, y que este criterio no sea exclusivo para los asalariados, dejando sin tocar las ganancias empresariales”, agregó.

Bruschera remarcó que la “crisis fundamental” en la educación es la falta de docentes, y aseveró que mejorar los salarios es la vía para solucionarlo.

“Vamos a continuar luchando por una educación autónoma y cogobernada, por un presupuesto acorde a las necesidades del sistema, no menor al 6%; reivindicamos la educación integral y politécnica, que vincule el trabajo intelectual y el manual, porque la escuela, el liceo, la UTU, la Formación Docente y la Universidad, deben ser casas del pueblo donde ni un solo hijo de un trabajador quede afuera”, finalizó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s