TISAndo fuerte

arton49Desde comienzos del 2012 los países miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC), autodenominados “Verdaderos Amigos de la Liberación el Comercio de Servicios”, han impulsado la negociación de un acuerdo en el área de servicios, de participación voluntaria, fuera del ámbito de la OMC. Estados Unidos y la Unión Europea, principales exportadores e importadores mundiales de servicios, son los impulsores de esta negociación y la presiden.

Las negociaciones que tienen lugar en Ginebra, Suiza, con el fin de alcanzar un Acuerdo Plurilateral de Servicios, su potencial relevancia, conveniencia y oportunidad para los intereses nacionales fueron motivo de detenido análisis en Uruguay -según informa Cancillería-.

Oportunamente también consideraron la importancia e incidencia de los servicios en el conjunto de  la economía uruguaya y, en particular, en su comercio exterior. La conclusión fue que resulta oportuno y conveniente ingresar a la negociación para así poder asumir un papel más directo en la misma, incidir en sus resultados y de esa manera, posicionar los intereses del Uruguay en la mejor forma posible.

Desde entonces el equipo negociador de servicios en capital se encuentra preparando la posición nacional con vistas a presentarla una vez que se ingrese a las negociaciones del TISA -cuestión que ya aconteció, dicho sea de paso-.

Uruguay presentó en setiembre de 2013 su solicitud de incorporación a las negociaciones del TISA. Los nuevos miembros son admitidos sobre la base de la aceptación de los avances registrados hasta el momento de su incorporación. Uruguay puede aceptar los avances registrados hasta el momento de su incorporación previo conocimiento y análisis de los textos y compromisos a asumir,

La solicitud de Uruguay coincidió en el tiempo con la de China. Aparentemente y por tal motivo, la aceptación de nuestro país se vio demorada, solicitándole nuevas manifestaciones escritas que anteriormente no habían sido necesarias. La Unión Europea emitió un comunicado manifestando su apoyo al ingreso de Uruguay. Además también se cuenta con el apoyo de países como Suiza, miembros del GRULAC, etc.

En ese sentido, varias delegaciones han manifestado informalmente su desacuerdo con el trámite exigido a Uruguay para permitir su participación en el sentido de imponer condiciones que no fueron solicitadas a otros países.

Inmediatamente conocida la noticia, el PIT-CNT y otras organizaciones sociales, como REDES -Amigos de la Tierra Uruguay- han iniciado acciones tendientes a confirmar las características del ingreso de nuestro país a las negociaciones y sus fundamentos. De modo, que solicitaron una entrevista con Cancillería para profundizar en los detalles.

free-tradeUno de los resultados de la misma, fue activar un mecanismo de consulta permanente por el tema en cuestión. De modo que una vez recibidos algunos de los documentos vinculados al TISA y al ingreso de nuestro país, se redactó una nota dirigida al ministro Luis Almagro para transmitirle nuestra opinión al respecto.

La nota básicamente destaca que en el marco de la inminente incorporación de nuestro país a las negociaciones del Trade in Services Agreement (TISA) y a raíz de diversos encuentros sobre el particular mantenidos con Cancillería se hacen algunas consideraciones -destacamos sólo algunas-:

1) Coincidimos con el ejecutivo y la actual administración en la necesidad de diversificar la matriz productiva del Uruguay, y en ese sentido potenciar el aporte de las empresas nacionales de servicios a la generación de empleo de calidad y al conjunto de la economía del país, y en particular a su comercio exterior. Pero tenemos serias dudas de que la participación del Uruguay en las negociaciones del TISA favorezca ese objetivo, y consideramos que es más bien dable pensar que va a actuar en sentido contrario.

2) Sabemos que el destino de las exportaciones no tradicionales del Uruguay es prioritariamente la región (por eso los acuerdos con Chile -desde MERCOSUR- y México), y que es allí dónde las empresas nacionales de servicios pueden encontrar un terreno fértil para fortalecerse y calificarse, en lugar que en la competencia directa con las grandes empresas de servicios de los países desarrollados y en los mercados de esos países, que son quienes presiden las negociaciones del TISA.

3) Compartimos el deseo del ejecutivo de asumir un papel más activo en las negociaciones internacionales sobre el comercio de servicios para incidir directamente en sus resultados y posicionar mejor los intereses nacionales tanto ofensivos (los dos puntos anteriores) como defensivos (ver a continuación). No obstante, entendemos que no es en el ámbito plurilateral del TISA donde podremos obtener los mejores resultados, sino más bien en el ámbito bilateral, en solitario a nivel sudamericano y con los socios regionales hacia afuera de la región (mientras sigan trabadas las negociaciones en la OMC), y finalmente en el ámbito multilateral de la OMC y el AGCS donde hay mayores garantías al proceso democrático y mayores posibilidades de defensa de los intereses nacionales en conjunto con nuestros pares y el resto de los países en desarrollo, frente a los intereses de las grandes empresas transnacionales y sus países de origen.

4) No obstante, “Uruguay fue oficialmente aceptado el día 4 de febrero de 2015, por lo que se participará de las rondas negociadoras que comienzan en febrero, en las cuales se tomará por primera vez conocimiento del material de base sobre el cual se está negociando y, en consecuencia, estará en condiciones de evaluar los textos”. Es decir, Uruguay empezaría a participar en las negociaciones del TISA a partir de febrero (lo que implica aceptar los avances registrados hasta el momento de su incorporación), sin previo conocimiento y análisis de los textos y compromisos a asumir.

Conclusión. Cancillería sigue pisando fuerte con el tema de las negociaciones del TISA, con ingenuidades poco creíbles, de modo que habrá que redoblar esfuerzos para evitar que nuestro país pueda ser rehén de las decisiones de las grandes corporaciones, pues después de todo… es el mismo perro con distinto collar.

Por: Pablo de Rocha y Bruno Giometti

Tomado de EL POPULAR Nº301

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s