Hay lugar para todos y todas en el Uruguay que estamos construyendo

310612_427984713924882_2061580059_nEstamos construyendo un país sin exclusiones, con lugar para todas las personas.  En particular, en lo referente a los temas de diversidad sexual es claro y notorio el avance que se ha dado en los últimos años, comenzando por el 2003 cuando se aprobó la Ley antidiscriminación que nos protege de abusos cotidianos por nuestra etnia, orientación sexual, etc.

Más tarde y ya con el gobierno del Frente Amplio se vino una ola de conquistas para la población LGTB. En el 2007 se aprueba la Ley de unión concubinaria que nos permite a todos y todas elegir a la persona con la que queremos vivir, sin que el sexo biológico de esa persona sea un impedimento para reconocer nuestros derechos concubinarios.

En el 2009 vino un debate que sacudió los cimientos del conservadurismo uruguayo más fuerte aún que los anteriores, finalmente se reformó la Ley de adopciones reconociendo a las parejas del mismo sexo el derecho a adoptar niños.

Sin embargo había y sigue habiendo un debe en materia de la protección de los derechos de la población trans uruguaya. En el 2009 también, se bregó por la aprobación de la Ley de cambio de sexo registral, que finalmente salió. Esta ley permite a las personas trans rectificar sus partidas de nacimiento y documentos de identidad para asumir en su documentación oficial su identidad real.

En el año 2013 se aprobó el Matrimonio Igualitario, la primer “cirujía” al Código Penal uruguayo, en los términos planteados por la jurista Michelle Suárez. Por primera vez las organizaciones sociales y el Frente Amplio se metieron con esta pesada herramienta del andamiaje jurídico para los casos de diversidad sexual. Según Suárez lo que implica el final de una recorrido para algunos, para las organizaciones sociales es el principio de un largo camino en la conquista de derechos iguales para todas y todos.

Sin embargo, el país que queremos construir aún no está completo o acabado, sino como decía Michelle Suárez, está empezando a poner sus cimientos. En la construcción de subjetividad de uruguayos y uruguayas falta mucho por hacer. Las discusiones que se han puesto en la agenda colaboran en la construcción de ese entramado social más tolerante y abierto a aceptar que cada cual viva su diversidad de la forma en la que la sienta. Sin embargo no han logrado calar tan hondo como deberían. Esto se ve en los consecutivos actos de discriminación a gays, lesbianas y trans, en las golpizas y asesinatos a éstas poblaciones que en su mayoría quedan impunes.

El Frente Amplio y las organizaciones sociales deberán avanzar en el reconocimiento de derechos que son preexistentes para las personas, incluso aunque aún no los gocen. También nosotros y nosotras debemos avanzar en términos subjetivos para el goce pleno de esos derechos.

El Poder Ejecutivo deberá solventar y solidificar las leyes con acciones concretas de políticas públicas que incluyan a una población que hoy avanza al centro del entramado social, pero que viene de muy lejos allá en la periferia.

Es nuestra tarea impulsar discusiones en nuestras casas, nuestros centros de estudiantes, nuestro trabajo, nuestro grupo de amigos. El silencio es un arma de nuestros enemigos, el silencio da la razón a quienes no les molesta la discriminación, aquellos que se ríen del asesinato de una trans o la golpiza de un gay en un boliche. Está en nuestras manos empujar a Uruguay y a todas y todos hacia un horizonte emancipatorio, quebrando y salteando la exclusión y la vulnerabilidad económica y social hacia un país en donde quepamos todas y todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s