Guatemala lucha contra la impunidad

maya-ixil-Guatemala-Efrain-Rios-Montt-juicio-fallo_ECMIMA20130419_0138_4En un juicio histórico para Guatemala y toda Latinoamérica el dictador Efraín Ríos Montt, responsable, entre otras cosas, de 626 masacres y de 1771 asesinatos de indígenas de la etnia maya ixil, fue condenado a 80 años de prisión por genocidio y crímenes de lesa humanidad. La jueza Jazmín Barrios fue la encargada de llevar el juicio adelante y dictar sentencia. No obstante, aquellos que ostentan el poder económico, militar y político buscan los mecanismos para que continúe la impunidad que durante décadas protegió a los ejecutores del terrorismo de estado.

Efraín Ríos Montt, genocida

La dictadura de Efraín Ríos Montt fue una de las más sangrientas de Guatemala, a pesar de ser también una de las más breves. En los 18 meses que gobernó el país, desde marzo de 1982 hasta agosto de 1983, la represión fue llevada al extremo y con la justificación de “la lucha contra la insurgencia” se eliminaron aldeas enteras, matando a sus habitantes y quemando las viviendas, se violaron mujeres, se enterraron vivas a mujeres junto con sus hijos pequeños en fosas comunes, se desaparecieron a cientos de personas, se torturó a decenas de miles, muchas veces hasta la muerte.

La práctica del terror llegó al escalofriante resultado de más de 30.000 muertos civiles solamente en este período, la gran mayoría indígenas. Y si bien este infierno, llevado a cabo por las Fuerzas Armadas y por las Patrullas de la Autodefensa Cívil, se vivió en todo el país, tuvo dimensiones especialmente espeluznantes en el norte del departamento de Quiché, en los municipios de Nebaj, Cotzal y Chajul, de población maya Ixil.

Tras la justificación de la lucha antisubversiva, se escondía la intención de exterminar brutalmente al pueblo maya Ixil. Muchas de las más de 200.000 desapariciones forzadas que se cometieron entre 1960 y 1996, fueron cometidas por la dictadura de Ríos Montt en el territorio Ixil.

Un juicio histórico

Reanudan-el-juicio-a-Ríos-Montt-en-Guatemala-en-medio-la-incertidumbre-por-recursosDesde 1999 las organizaciones de derechos humanos Asociación de Justicia para la Reconciliación (AJR), y el Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (CADDH, denunciaron este genocidio. Un informe de la ONU que data de esa fecha llegó a la conclusión que hubo actos de genocidio, contabilizando 626 masacres. Tras una larga lucha, se logró llegar al final del proceso. En esto fue fundamental la participación de la jueza Jazmín Barrios, quién siguió adelante con el juicio pese a innumerables presiones de todo tipo y amenazas de muerte.

Más de cien testigos que demostraron una valentía, una dignidad y una fortaleza enormes, relataron en lengua quiché los crímenes aberrantes de que fueron víctimas. Gracias a estos testigos que sacaron a luz esa verdad que tantos años tuvieron que callar, se probó la ejecución de 1771 mayas ixilis y Efraín Ríos Montt fue condenado a 50 años de cárcel por genocidio más 30 años por crímenes de lesa humanidad. José Rodríguez Sánchez, jefe de la inteligencia militar de Ríos Montt, fue absuelto por el tribunal por “falta de pruebas”.

La sentencia también incluye 12 medidas para la reparación de la dignidad de las víctimas así como para la promoción de la memoria histórica. Entre otras cosas se exige el pedido de perdón al pueblo Ixil por parte del estado, el pedido de perdón a las mujeres ixiles por la violencia sexual sufrida, la creación de un museo para la memoria histórica, la creación de monumentos en los tres municipios de población Ixil, etc.

 El poder interviene, el pueblo sigue luchando

Juicio_Rios_Montt_t670x470El presidente actual de Guatemala, Otto Pérez Molina, fue señalado por uno de los testigos como el coordinador de las operaciones en el triángulo Ixil. En tiempos de Ríos Montt, Pérez Molina era mayor del ejército.

Será por esto y por las presiones del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras de Guatemala (CACIF), quienes se beneficiaron durante el período que Ríos Montt estuvo en el poder, que la condena fue anulada y el juicio vuelve al punto en que se encontraba el 19 de abril. Sin embargo, las organizaciones de derechos humanos y el pueblo maya no se rinden. El 28 de mayo 6.000 guatemaltecos protestaron contra la decisión de la Corte Constitucional. Porque como dijo la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú con respecto a este juicio, aunque vale para todo tiempo y lugar, “Sobre la base de la impunidad no se puede construir la paz ni la justicia”.

Santiago Manssino Young

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s