Si te agarra el Corto

corto bPedro Bordaberry en los últimos días declaró que su modelo de país es opuesto al que lleva adelante la izquierda, que no es cierto que su fuerza política no tenga un modelo de país, como dijo Tabaré Vázquez.

Según el candidato del Partido Colorado,  “nuestro modelo de país es el de los que arrancan a la salida del sol a trabajar y estudiar todos los días. El de Vázquez es el de los que amanecen en la calle y ven pasar a los que van a trabajar para ellos”. Luego afirma que lo que han dejado los gobiernos del Frente Amplio es “una cantidad de personas que no trabajan y se pasan pensando en la pasta base”, y sentencia que a diferencia del modelo de la izquierda, “Nuestro modelo de país es el del respeto por los demás”

Horacio Buscaglia – el “Corto”-, hacia la campaña electoral de 1989, creó un simpático personaje, el Profesor Paradójico. Este profesor, transparentaba las paradojas de quienes habían estado siempre en el poder hasta ese momento; armado con una corneta que hacía sonar cada vez que denunciaba las contradicciones de estos políticos y los miedos que sembraban sobre la posibilidad de que la izquierda  llegara al gobierno. El Profesor Paradójico fue furor casi al instante de hacerse público.

Ante estas declaraciones -cómo calificarlas, ¿infelices?- de Bordaberry nos preguntamos qué diría el Corto Buscaglia acerca de las paradojas de Pedro, generadas claramente por una especie de amnesia de lo que sucedía en el Uruguay antes del 2005.

cortoCuando habla de que su modelo de país es el de los trabajan y estudian todos los días, cabe preguntarse por el 17% de desocupación -más de medio millón de uruguayos- que teníamos en 2002 en el gobierno del Partido Colorado, del cual era ministro. También vale decir que en ese período, cuando la industria nacional se caía a pedazos, el Ministro de Industria y Energía decía con descaro que “la mejor política industrial es la que no existe”. ¿Quién era ese ministro? Pedro Bordaberry, que hoy se atreve a decir en su nota: “Nuestro modelo de país levanta silos, galpones, plantas industriales”

En cuanto a la educación, mejor no acordarse de lo miserable del presupuesto para la Educación Pública durante los gobiernos de su Partido.

Bordaberry embiste luego diciendo que el modelo de Tabaré Vázquez es el de “la gente que se pasa pensando en la pasta base”. Saliendo un poco de sus dichos debemos decir que sí, la pasta base es un gran problema. Pero volviendo, hay que preguntarle a Pedro si recuerda que la pasta base no entró al Uruguay hace 5 años; no se mostraba tan ofendido por el flagelo social de la pasta base cuando ésta entró al Uruguay, durante el gobierno del cual formaba parte, mientras Stirling era el Ministro del Interior.

Por último, Bordaberry habla del “respeto hacia los demás”. Habrá que recordarle los trabajadores despedidos por ser sindicalistas, las listas negras para que ninguno entrara a trabajar en ningún lado. O el respeto por la Verdad y la Justicia que pretendió obstaculizar siempre defendiendo la impunidad; o los desalojos de Punta del Este, en plena crisis, de las personas que no eran del departamento.

Así como el respeto  que tenía por los jubilados, cuando el gobierno del que formaba parte, tenía las jubilaciones sumergidas; y su respeto hacia los trabajadores que generan la riqueza del país, cuando el salario mínimo estaba por debajo de los mil pesos. Ni que hablar del respeto que mostraron durante años de gobierno ante reclamos como el Matrimonio Igualitario, recientemente aprobado; también su “respeto hacia los demás” se ve estupendamente reflejado por la situación de los trabajadores rurales en los gobiernos de su Partido, explotados en jornadas laborales de sol a sol -y eso que él es dueño de más de 120.000 hectáreas. ¿Y las condiciones de trabajo de las empleadas domésticas? Éstas dos últimas situaciones recién regularizadas en los gobiernos del Frente Amplio.

Nombramos éstas, entre un montón de derechos de la gente que su “respeto hacia los demás” se olvidó de contemplar.

En el 89, el Corto se las ingeniaba, ante personajes políticos con mayor grado de astucia, para dejar claras las mentiras de los poderosos en aquel momento.

A modo de homenaje, lo queríamos recordar con esto, y de paso, dejar claras las mentiras de los poderosos hoy en día.

Ay Pedro… si te agarra el Corto

Luis del Puerto

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s