Los cinco cubanos presos en EEUU: ¿de esto no se habla?

11134 ¿Por qué la cárcel y la terrible condena recibida por “los Cinco”? El que fue el juicio más largo y quizá también el más irregular de la historia de Estados Unidos goza del esmero de la gran prensa para guardarlo en el silencio. El resultado es que la inmensa mayoría del público, que recurre a ellos para obtener información, desconoce  la historia de René, Antonio, Gerardo, Fernando y Ramón.

 Hace poco menos de catorce años, estos cinco jóvenes cubanos eran apresados en Miami donde realizaban monitoreos de los grupos terroristas anticubanos de esa ciudad, procurando recopilar información sobre éstos y la posibilidad de futuros atentados contra Cuba.

Los atentados de estas mafias en complicidad con la CIA, ya han causado en Cuba más de 3400 muertos y algunos miles de heridos, pero esto tampoco ha encontrado repercusión en los grandes medios de prensa en todo el mundo.

El juicioso silencio

Como apunta Alarcón de Quesada(1): “La acusación principal contra ellos, como fue reconocida por los fiscales y el juez desde el acta acusatoria hasta el último día del juicio, fue que ellos habían, pacíficamente, sin armas, penetrado los grupos terroristas anticubanos con el objetivo de informarle a Cuba sobre sus planes criminales.”(2)

El proceso judicial que termina en la injusta condena de los Cinco es realmente increíble. Desde el comienzo, se pidió el traslado de los acusados a otra ciudad, que ofreciera garantías de un juicio transparente. Esto no se llevó a cabo ya que la jueza consideró que la comunidad de Miami brindaba tales garantías, sin reparar demasiado en que allí precisamente está el centro de influencia de los terroristas contrarios a Cuba. Una muestra del clima en la ciudad y de las condiciones en que se realizó el juicio es el testimonio de uno de los miembros del jurado que dijo “Yo estaría muy nervioso, tendría miedo por mi propia seguridad si no regresara con un veredicto de acuerdo a los intereses de la comunidad cubana (se refiere a los residentes en Miami)”. Pero no fue ésta la única irregularidad. La comprobada discriminación racial en la selección del jurado, la violación de los derechos de los acusados y sus abogados; y por último las infames condenas impuestas a los Cinco –cuatro cadenas perpetuas más 77 años de prisión en total-  se apilan entre otras vergüenzas e injusticias.

Algo curioso es que, excepto en Miami donde fueron mostrados como “espías que quieren destruir a los Estados Unidos”, para el resto de Norteamérica y el mundo, el juicio de los Cinco no existió, los medios masivos de “comunicación”, los dueños de la información, estaban en otros asuntos.

Como todos, presos políticos

Desde su encarcelamiento, en 1998, se supo que aquellos hombres respondían a la necesidad de Cuba de proteger a su pueblo de lo que el mismo gobierno de Estados Unidos reconoce como “terroristas”, “organizaciones que propugnan la violencia”, “figuras del crimen organizado”; no se comprende entonces el porqué de la condena, que resulta desproporcionada incluso con otros casos de delitos de mayor gravedad. El gobierno yanki, que en nombre de la lucha contra el terrorismo desata guerras e invade países, protege en su territorio a “sus” terroristas y castiga brutalmente a quienes los enfrentan. Es así, que los Cinco además tienen prohibido acercarse, según el veredicto del juicio, a lugares donde estos grupos funcionan o sus integrantes frecuentan.

En 2011, uno de los Cinco, René –condenado a 15 años  de prisión- fue puesto en “libertad supervisada”. A todos los horrores de este caso se agrega otro mas, a René se le impide volver a Cuba, peor aún, no puede salir de Miami. Por lo tanto, lo siguen manteniendo preso, la única diferencia es que ahora está expuesto a las represalias que puedan tomar las mafias anticubanas, ya que no puede sino mantenerse en la zona donde estos grupos tienen su centro de poder; lo sacaron de la cárcel para ponerlo en la boca del lobo. Su esposa, Olga Salanueva, quien no tiene permitido verlo comentó: “Realmente, René está en una celda más amplia, pero mucho más peligrosa”, “Esto es un mensaje bien directo que nos ha dado el gobierno de los Estados Unidos: el odio no ha cesado, el ensañamiento con los Cinco”(3)

El jurado somos millones

Del mismo modo que lo han hecho con el caso de los Cinco, los grandes medios de prensa han sembrado silencio sobre el creciente movimiento de solidaridad internacional que se suscitó en torno al caso,  una vez conocido mediante medios de comunicación alternativos y cadenas solidarias, principalmente en Internet y también por organizaciones sociales y políticas en diferentes países(4). Porque solo con el conocimiento y la difusión de esta injusticia, solo con la movilización de todos, podremos lograr ponerle fin a esta infamia, para que sean liberados ya mismo. En palabras de Gerardo Hernández -uno de los Cinco- “Sabemos que la verdad está de nuestra parte, pero para que se haga verdadera justicia necesitamos un jurado de millones de personas en todo el mundo, y los necesitamos a ustedes, defensores de las causas justas, para dar a conocer nuestra verdad”.

(1)  Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba

(2)  Héroes prohibidos. Parte I. Ricardo Alarcón de Quesada.

(3)  Entrevista con la esposa de René González, uno de los 5 de Cuba. Cubadebate

(4)  En nuestro país funciona el Comité Uruguay Pro-Libertad de los Cinco Patriotas Cubanos Presos en los EEUU. http://cteuruguay-proliberacion5.blogspot.com/

                                   

  Luis del Puerto

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s