Cuba: el 26 de julio, 58 años después

fidelEn este 26 de julio se cumplen cincuenta y ocho años de los asaltos a los cuarteles “Moncada” en Santiago de Cuba y “Carlos Manuel de Céspedes” en Bayamo. A través de estas acciones armadas un conjunto de jóvenes representando fielmente el sentir y sobre todo las necesidades objetivas del pueblo cubano, se enfrentó a la dictadura que desde 1952 atropellaba en Cuba los derechos más elementales de las grandes mayorías.

Aquellos jóvenes encabezados por Fidel, sabían que enfrentaban a un enemigo más numeroso y mejor equipado. Sabían también, que en el caso de que no triunfaran los asaltos –como efectivamente sucedió-, estas acciones servirían al pueblo de Cuba como ejemplos para rebelarse contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Sobre el asalto al Cuartel Moncada se han escrito muchos artículos y libros, pero sin dudas la obra de referencia sobre el tema es La historia me absolverá[1] , que no es más que el alegato de autodefensa que expuso Fidel en el juicio realizado a los detenidos luego del frustrado asalto.

Fidel debió defenderse y lo hizo con una solidez impresionante pese a todas las dificultades que le impuso la dictadura en cuanto a las condiciones de reclusión y obstáculos para llevar adelante su defensa, por ejemplo, el hecho de estar en una celda incomunicado por 76 días.

En La historia me absolverá son expuestas brevemente las características más sobresalientes del combate así como los hechos que sucedieron a continuación. Se destaca que del lado de los jóvenes que intentaron tomar el Cuartel Moncada hubo una gran cantidad de muertos, pero muy pocos cayeron en combate: la mayoría fueron asesinados luego de ser detenidos y torturados por la dictadura.

La defensa llevada adelante tiene la peculiaridad de que los acusados en este juicio pasan a ser acusadores. Fidel identifica los enemigos del pueblo cubano, una pequeña minoría que resulta muy beneficiada con la dictadura de Batista. En el alegato, es denunciada la grave situación en que se encontraba Cuba en materia de propiedad y uso de la tierra, industrialización, vivienda, desempleo, educación y salud. A la vez, se plantean una serie de medidas que se pretendían tomar en caso de que triunfara el justo levantamiento.

Gracias al ejemplo de los liderados por Fidel, pero sobre todo a la lucha de todo el pueblo, desde el año 1953 hasta la actualidad han cambiado bastante las condiciones de vida en Cuba. La pésima situación en que se encontraba la isla hace cincuenta y ocho años ha sido superada a partir de 1959 gracias a las medidas tomadas por la Revolución, la conciencia y la lucha creciente de los cubanos. En poco más de medio siglo la Revolución ha dado grandes batallas siempre con un objetivo claro: mejorar las condiciones de vida de los cubanos a través de la construcción del socialismo. A esto debemos sumarle, la práctica cotidiana del internacionalismo, que vemos expresado constantemente desde Cuba hacia los más diversos puntos del planeta. En nuestro país, hemos visto en los últimos años resultados concretos, por ejemplo, en el área de la salud a través del trabajo en el Hospital de ojos.

Entre tantas muestras concretas de solidaridad debemos destacar la labor de la Escuela Latinoamericana de Medicina que tiene en sus aulas estudiantes de 116 países (entre ellos

Uruguay) y que ha formado desde su creación en 1998 a más de 24 mil médicos con el objetivo de que una vez egresados, vuelvan a sus lugares de origen a brindar asistencia médica a quienes no gozan de este derecho. Cabe mencionar de paso, la solidaridad del pueblo cubano con distintos pueblos tras ser golpeados por desastres naturales. Mientras los países más poderosos –y no tanto- envían tropas de ocupación y empresas para lucrar con la reconstrucción, Cuba manda médicos y medicinas. Esto es lo que sucedió en Haití tras el terremoto de 2010, y allí jugaron un papel destacado médicos egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina que conformaron el Contingente Internacionalista “Henry Reeve”.

El socialismo les ha permitido a los cubanos desarrollar y combinar el internacionalismo con un gran amor a su Patria a través de muestras constantes de independencia y soberanía nacional.

En Cuba, por más dificultades que puedan existir en el plano económico, donde le cabe una gran parte de responsabilidad al bloqueo impulsado por Estados Unidos, no se tomarán jamás medidas de recorte para golpear a los más débiles, como sí ocurre actualmente en países como Grecia, España o Portugal.

Aquellos problemas señalados por Fidel en La historia me absolverá referidos a la tierra, industrialización, vivienda, desempleo, educación y salud, sin dudas han sido superados en Cuba hace varias décadas. Esto no quita que esos temas, así como la política económica, agroindustrial, energética, de turismo, o de transporte, entre otros tantos aspectos imprescindibles para el desarrollo de un país, sean discutidos por todos los cubanos. Por ejemplo, en el proceso de debate de cara al último Congreso[2] del Partido Comunista de Cuba participaron casi 9 millones de cubanos y se realizaron más de 163 mil reuniones dentro de diferentes organizaciones. De esta forma se discutió, se hicieron críticas y aportes al documento que servía como base con el objetivo de reafirmar y profundizar las conquistas del pueblo cubano.

Si algo dejaron matrizado en el pueblo cubano los encabezados por Fidel es la disposición a dar hasta la vida por defender los valores en los que se cree. Si algo debemos aprender de aquel asalto frustrado es la posibilidad de convertir los reveses en victorias, esto nos debe impulsar a militar todos los días por las causas que creemos justas, más allá de las dificultades circunstanciales con que nos podamos encontrar.

Así como hace cincuenta y ocho años un conjunto de jóvenes cubanos le señalaba a su pueblo la necesidad de rebelarse contra la injusticia en la isla, el pueblo cubano hoy le muestra al mundo a través de la construcción del socialismo la necesidad de buscar alternativas a la injusticia que se desarrolla a escala planetaria.

 Agustín Lezama

[1] http://www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2009/05/la-historia-me-absolvera-fidel-castro.pdf

[2] Las resoluciones del Congreso están disponibles en:  http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/6to-congreso-pcc/Folleto%20Lineamientos%20VI%20Cong.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s